¿Cómo motivar a las personas?

La motivación es poder…

Puede predecir el éxito de algo mejor que la inteligencia, el salario o la capacidad, y eso está científicamente demostrado. El nivel de motivación está estrechamente relacionado con el éxito, pero la fuente de motivación no.

Las investigaciones demuestran que la fuente de motivación varía mucho entre las personas y no tiene nada que ver con el éxito. En definitiva, hay una relación directa entre nivel de motivación y éxito pero la fuente de motivación individual, lo que motiva a cada persona, es muy distinto entre sí y no tiene nada que ver con el éxito.

Entonces, ¿cómo motivar a cada persona para sacar lo mejor de ellos?


  1. Nada de sobornos:

Las investigaciones ya han dejado claro que la recompensa es el factor más importante en la predicción de la dedicación y satisfacción hacia el trabajo que el individuo esté ejecutando.

Pero ¡ojo! existe un problema en toda esta ecuación: las recompensas sólo motivan a las personas a obtener más recompensas.

Cuando las recompensas desaparecen, la motivación también, y la gente deja de hacer lo que estaba haciendo. Las recompensas pueden ser incluso contraproducentes si quieres desarrollar labores creativas y analíticas, por lo que no siempre la recompensa es un buen modo de motivar.


2. Hacerles sentir:

Seguro que has oído hablar de personas motivadas por la venganza, el miedo, la pasión, los celos…

Todas estas personas tienen algo en común: sienten algo.

  • Las emociones son un poderoso motivador.

Date cuenta: cuando piensas en el trabajo lo ves como un lugar serio, formal..y sólo de pensarlo tu motivación cae por los suelos. Entonces, ¿cómo pueden las empresas y organizaciones motivar a los empleados?

Una investigación realizada con más de 400 personas en 130 empresas diferentes dio en la clave: hay que cambiar el comportamiento individual abordando los sentimientos de los empleados.

El núcleo de la cuestión es siempre acerca de cambiar el comportamiento de las personas, y este cambio ocurre sólo en situaciones de gran éxito, originadas a su vez por hablar con las emociones y sentimientos de las personas.

Entonces, ¿cuál es la emoción más poderosa si queremos aumentar la motivación?


3. Enfatizar en el progreso:

Teresa Amabile, psicóloga y experta en creatividad, a través de su investigación en Harvard, llegó a la conclusión de que no hay nada más motivador que el progreso.

“Este patrón es lo que llamamos principio del progreso: de todos los acontecimientos positivos que influyen en la vida laboral, el más poderoso es el progreso en el trabajo. De todos los acontecimientos negativos, el más poderoso es el retroceso en el trabajo. Consideramos que se trata de un principio de gestión fundamental: facilitar el progreso es la forma más eficaz para que los líderes influyan en la vida laboral interna de su empresa”.               - Teresa Amabile-


4. Formar piña: 

Lograr unir distintas personas en un mismo proyecto en común para lograr que trabajen unidas con pasión y entusiasmo y lograr un objetivo en común.

Las personas están comprometidas y motivadas por el “por qué” hacen las cosas más que “por hacer" las cosas en sí.


Creo que es muy importante para las empresas lograr el bienestar de las personas que los rodean y que forman parte de ellas para conseguir que trabajen y rindan al 100% y lo hagan con ganas he ilusión.